“Desarrollando una Actitud Negativa: El Espetáculo de Violencia Contra Mujeres en Hollywood”

Ms. Alexandra N. Miller

B.A. Hispanic Language & Literature – Stony Brook University, December 2014

Spanish Department Best Undergraduate Essay Award, May 2014

“Developing a Negative Attitude: The Spectacle of Violence Against Women in Hollywood Films”

Abstract:

Why are women represented differently in films than men? Why are women primarily given specific, sexual-based, disposable roles? With all of the violent crimes, domestic abuse, rape, and attacks against women, is this representation a product of reality? Or is it simply just that Hollywood is a misogynistic, propagandist cinema culture, as well as a reflection of the desires of current American society.

The MPAA, or Motion Picture Association of America, is an arbitrary and unchallenged authority in Hollywood that rates films individually, rather than based on a set system available to the public.  It also does not acknowledge precedents set by prior films.  The MPAA rates violence less harshly than sex, which is the opposite of what occurs beyond America, particularly in Europe and Latin America.  Particularly, it finds rape less deeming of an “X” rating than a consensual homosexual sex scene. That signals something morally wrong with American society.

Depicting rape on screen is participating in the act.  I believe rape is depicted for two reasons.  First, is that Hollywood films aim to satisfy based on the perspective of the male gaze. Second, is that it renders violence towards women as acceptable, which it never is.  Due to the extremely violent nature of crimes against women in various Latin American countries, some female filmmakers who have chosen to investigate this subject matter choose not to depict rape or bloodied bodies in their films.  My hope is that one day, Hollywood will portray a multi-gendered, multi-cultural perspective, that promotes healthy sexual relationships, while abstaining from depicting, and thus participating in, sexually deviant acts.

“Desarrollando una Actitud Negativa: El Espectáculo de Violencia Contra Mujeres en Hollywood”

Resumen:

¿Por qué se representan a las mujeres en maneras diferentes que hombres por las películas? ¿Por qué reciben ellas papeles relacionados con su aparencia física o el séxo?  Con todos los crímenes, abuso de relaciones íntimas, violaciones, y ataques contra mujeres, ¿es esta representación solamente un ejemplo de la realidad?  ¿O sea que Hollywood es misógino debido a los deseos de la cultura de la sociedad hoy en día?

La MPAA, o La Asociación de Películas en América, es una autoridad sin reglas fijas, juzgando películas individualmente, sin pensar de las calificaciones anteriores.  Su sistema es secreto y no está disponible al público.  La MPAA juzga la violencia menos que el séxo, el opuesto de la mentalidad en Europa y Latinoamérica.  Es común para la MPAA juzga la violación menos que una escena del séxo consensual entre homosexuales.  Esto señala que algo necesita cambiar en el sistema de calificaciones en Los Estados Unidos.

Representando la violación por la pantalla es igual de participar en el crimen.  Creo que se muestra escenas de la violación por dos razones.  La primera es que Hollywood trata a satisfacer la perspectiva masculina.  La segunda es que se envía un mensaje que la violencia contra mujeres está bien, que jamás es el caso.  Debido a la natura extrema de crímenes contra mujeres en países latinoamericanos, algunas directoras habían escogido a no mostrar el hecho de la violación, ni cuerpos mutilados.  Ojalá que en el futuro, sea posible que Hollywood cambiar de mentalidades y perspectivas, inspirar relaciones saludables, y más importante, no representar escenas de violación a cualquier género.

LA TETA ASUSTADA (THE MILK OF SORROW) Dir. by Claudia Llosa
LA TETA ASUSTADA (THE MILK OF SORROW)
Dir. by Claudia Llosa
PERFUME DE VIOLETAS: NADIE TE OYE  Dir. by Maryse Sistach
PERFUME DE VIOLETAS: NADIE TE OYE
Dir. by Maryse Sistach

Ensayo:

“Desarrollando una Actitud Negativa: El Espectáculo de Violencia Contra Mujeres por El Cine”

¿Cómo es que un director puede representar personajes femeninos?  ¿Hacen productos del deseo masculino o representaciones verdaderas de eses seres humanos? Nosotros, como una audiencia, anticipamos una cierta representación de mujeres y una cierta relación entre los géneros del masculino y lo femenino.  Sin embargo, ¿es el cine que crea la imagen conocida de la mujer, o simplemente es una reflexión de la realidad?  Incluso anticipamos que las mujeres enfrentarán a ciertas situaciones graves y peligrosas, como no existe otro camino para ellas sino por recibir daño.   Además, el sistema de calificaciones en Los Estados Unidos, en particular, aumenta y facilita esta actitud negativa y represiva a las mujeres.  Voy a discutir varias películas que muestran cómo vinculamos la violencia con el placer;  cómo Hollywood tiene una tendencia negar el placer de mujeres; y las formas buenas y malas hablar sobre la violencia contra mujeres (que es un gran problema mundial).   Mencionaré la película, Scream, de Wes Craven, y cómo esta película identifica las circunstancias típicas para morir en una película del horror.  Discutiré un crítico de la película, Pulp Fiction, para que comenzar de hablar de la violencia como espectáculo.  También, hablaré de la película, The Accused, con Jodie Foster, para continuar con esta conversación sobre la violencia sexual como espectáculo, o el voyerismo.    Siguiente, voy a discutir la película, This Film is Not Yet Rated, para hablar del sistema de calificaciones en Hollywood, y cómo afecta directamente a nuestros valores como un público.  Además, voy a discutir unas películas latinoamericanas, La Teta Asustada y también Perfume de Violeta: Nadie Te Escuche, para hablar de la manera alternativa en que directoras femeninas mostrar y representar la violación de mujeres por la pantalla. Finalmente, la película documental de Lourdes Portillo, La Señorita Extraviada (2001), utiliza una perspectiva investigativa para relatar la memoria de las miles de violaciones y matanzas en Ciudad Juárez durante los años 90.  Esta investigación respeta a las mujeres víctimas, sus familias, y sus memorias.

Primero, voy a hablar de los origines de la tendencia a mostrar mujeres victimadas por la cinemática de Hollywood.  El hecho de presentar tanta tortura dirigida a mujeres, quienes siempre aparecen en situaciones peligrosas, envía un mensaje a la audiencia que probablemente ellas merecen ese maltratamiento.  Por ejemplo, durante  una escena de una chica caminando por una calle oscura y vacía, la audiencia anticipa y racionaliza que algo malo debe y va a pasar a esta chica.

What obtains in all of these sequences is a sense of pleasure and excitement in a pure sensory, perspectival play partially rooted in ambiguity, an emphasis on sensual dynamics that begins to transcend stable gendered generic polarities of active/passive, sadistic/masochistic, stalker/stalked.  The cinematic gaze is refigured not specifically because the stalker’s vision is somehow qualified, but because the look becomes radically diffused, unmoored from classical subject/object positions. (Grant, 222)

La mirada de la audiencia se convierte en la mirada del hombre persistente, incluso peligroso, especialmente en películas del horror.  Esta mirada disfruta el tormento de mujeres débiles y vulnerables en una manera que se vincula con la sexualidad.  Esta cierta enfoca en el apuro y sufrimiento de personajes mujeres se origina en  esas películas del horror, cuyas tramas a menudo incluyen una vincula entre la matanza de una mujer y el placer de la representación visual.  Existe un distinto “…preference for female victims as evidence for the overall emphasis on the deaths of women in the subgenre, the special attention that murders of women get, even when male victims are present as well.” (Grant, 215)  Esas mujeres víctimas a menudo aparecen desnudas o en situaciones promiscuas.  Piensa en la película, Scream (1996), cuando uno de los personajes prescribe las reglas para sobrevivir una película del horror.  Aquí es el diálogo en lo cual que estoy hablando, el personaje de Randy (Jamie Kennedy) explica porqué siempre el personaje de Jamie Lee Curtis sobrevive en las películas de Halloween,

Jamie was always the virgin in horror movies. She never showed her tits until she was legits [sic].  That’s why she always outsmarted her killer in the big chase scene at the end.  Only virgins can do that, don’t you know the rules? There are certain rules you must abide by in order to successfully survive a horror movie.  For instance, number one, you can never have sex, big no-no. Sex equals death, okay?  (Craven, 1996)

Esta escena revela mucho sobre los roles de género para mujeres en las películas del horror.  El poder de una mujer sobrevive un ataque del asesino o monstruo es directamente relacionado con su expresión de sexualidad.  Si el personaje es virgen, sea más probable que sobreviviría, debido a esta cierta pureza.  Por otra parte, si es un personaje muy promiscuo, sea más probable que sufriría o estaría castigado por sus supuestos transgresiones. Esas películas del horror tienen una cierta tendencia mostrar mujeres débiles que merecen el aprieto que viene.  Sin embargo, cuando mujeres están representadas como fuertes, o en formas que oponen lo ideal del hombre, es difícil para la audiencia entender esas tipas de historias cuando una mujer está en un lugar de poder, especialmente en una película del horror.

Durante el comienzo del cine, Hollywood tenía que establecer que el entendimiento de la trama y los personajes de una película sería fácil para la audiencia.  Entonces, utilizaban preconcepciones comunes de mujeres para representar ellas por la pantalla.  Karyn Kay y Gerald Peary escribe en su texto, Women and the Cinema: A Critical Anthology, que en las primeras etapas del cine, Hollywood utilizaba estereotipos de sexos para que facilitar el entendimiento de la narrativa para la audiencia.  O mejor dicho, utilizaba la iconografía conocida para transmitir mensajes, especialmente sobre roles de género.  Kay y Peary explican,

…the origins of iconography and stereotype in the cinema [were established] in terms of practical necessity…in the early cinema the audience had much difficulty deciphering what appeared on the screen.  Fixed iconography, then, was introduced to aid understanding and provide the audience with basic facts with which to comprehend the narrative. (408)

Desde esta base, habíamos formulado las varias expectaciones para géneros, especialmente la mujer.  Durante las primeras etapas en Hollywood, no teníamos todos los medios de comunicación que tenemos hoy.  Por ejemplo, las películas tempranas no utilizaban el sonido, incluso habían hecho en solamente dos colores, el blanco y el negro.  Piensa en las varias estrategias de Hollywood clásico para representar personalidades de los dos sexos durante la edad de películas mudas y sin colores.  Esas personalidades quedaban con los mitos de la sociedad, que prescribir cómo deben ser los hombres y las mujeres.  Y desde este tiempo en Hollywood, las siguientes películas también se hacen según estos estereotipos y mitos.  Estas películas transmiten mensajes sobre nuestra cultura.  Kay y Peary continúan,

Myth then, as a form of speech or discourse, represents the major means in which women have been used in the cinema: myth transmits and transforms the ideology of sexism and renders it invisible-when it is made visible it evaporates-and therefore natural.

Entonces, lo que vemos por películas y otras formas de media llega a ser nuestra perspectiva fija.  El papel de la mujer llega a ser lo que ella representa para el hombre, no para sí misma, característica de un cinema sexista y dominado por la mentalidad y la perspectiva masculino.  Sin embargo, ¿por qué no habíamos cambiado o mejorado esa transmisión de mensajes o esa representación de géneros con la llegada de tecnología avanzada?  Parece que estos avances solamente habían ampliado los estereotipos ya fijos.  Si piensa del papel de la mujer en películas como Drácula, puede entender el origen de una historia romántica de una mujer en peligro.

Un ejemplo de un mito por el cine es el mito romántico.  Sue Thornam escribe en su libro, What if I Had Been the Hero: Investigating Women’s Cinema, “The romance myth, in which ‘she’ is ‘presumed to be the subject’ is, in fact…a matter of her passivity and his desire, and it is in essence a story of sadism.”  Entonces, el tema considerado más popular con las mujeres, el romance,  (un tema básicamente hecho para el entretenimiento de ellas), está lleno de falsos mensajes sobre cómo deben ser ellas; qué deben esperar en un hombre, y establecen una imagen ideal del amor.  Considera las princesas que esperan un rescate por un príncipe; sus destinos y sus futuros no dependen en lo que hacen ellas, sino por las acciones de un héroe valiente.  La mujer siempre había sido un objeto, un lugar que puede ser conquistado, sobrepasado.  La próxima cita viene del libro de Thornham, aunque es de otra crítica, La Señora Anne McClintock, en sus estudios de la poesía y la política del imperialismo Británico.

Women are the earth that is to be discovered, entered, named, inseminated and, above all, owned.  Symbolically reduced, in male eyes, to the space on which male contests are waged, women experience particular difficulties laying claim to alternative genealogies and alternative narratives of origin and naming.

El personaje mujer por el cine se había reducido a un espacio, una conquista, una persona que no tiene una historia propia. Ahora considera todas películas que había visto y piensa si están de acuerdo con esta observación de McClintock.  La idea de estar reducidas, las mujeres, es decir que sus historias y sus problemas no son tan importantes o tan centrales como los de hombres.  El problema es que las mujeres se convierten en espacios y objetos, en vez de personajes verdaderos y concretos. Además, regresando a la tecnología, solamente se ha reforzado estos roles secundarios para mujeres.  Por ejemplo con el programa Photoshop, que mejora (o supuestamente mejora) la imagen de mujeres para alinea con lo ideal de sociedad.  La idea que la una calidad importante de la mujer es su apariencia física tiene que ver con la perspectiva y la mirada del hombre.  Si esos hombres sólo las valoran como objetos, es más probable que las películas van a reflejar esa misma actitud.  Y, más útil en la realidad, el hecho de objetificar a las mujeres señala un mensaje de desasociación sexual a los hombres.

Cómo decía anteriormente, con tiempo la tecnología cinemática mejoraba, entonces, también mejoraba los métodos comunicar una narrativa y las estrategias entretener la audiencia.    La sexualidad y la violencia surgen como temas más populares para entretener y hacer espectáculo.  Henry Giroux dice en su artículo, “Racism and the aesthetic of hyper-real violence: Pulp Fiction and other visual strategies”, que la representación de violencia por la pantalla tiene mucho que ver con el placer.  Escribe, “Violence is increasingly becoming a source of plesasure, either as a site of voyeuristic titillation and gory spectacle, or as an aesthetic principle in all the major media of information and entertainment.”  Esta vinculación entre la violencia y el placer es la motivación para muchas películas a mostrar escenas prolongadas de la violación, por ejemplo, a satisfacer una doble fantasía misógina.  Este sentido de “voyeuristic titillation” es forma de escoptofilia que es muy común por el cine, cuando vemos algo que no debemos y no queremos, aunque no podemos mirar fuera.

El voyerismo y la mirada del hombre llegan a ser la perspectiva central del “mainstrem” cinema.  Por ejemplo, en la película, The Accused, dirigido por Jonathan Kaplan (1988), el personaje de Jodie Foster es una víctima de una terrible violación, por mano de muchos hombres.  Esta película destaca en mi mente porque incluye una escena prolongada de esta horrible, salvaje violación.  En mi opinión, no es necesario mostrar este hecho.  El acto de representar este crimen se convierte en otro crimen; la audiencia se convierte al violador, debido haber disfrutado el aspecto sexual de la escena.  Además, el personaje de Foster está castigado por el pueblo debido a haber reportado el criminal a la policía; ella era considerada una mujer promiscua en este pueblo, entonces la comunidad no observa como una fuente digna.  Existe este mismo problema en el mundo real; víctimas del abuso sexual tienen miedo confesar el ataque, debido al riesgo estar considerada una mujer sucia.  Estas tipas de escenas prolongadas están asociadas con la mirada del hombre, y pues directores y cinematógrafos hombres.  Las directoras que son mujeres tienen una tendencia respetar más el sufrimiento de la mujer, como un ejemplo de su fuerza inmensa vital.  No sea posible para un hombre entender la vida de una mujer, y lo mismo al opuesto.  Sin embargo, el mostrar de un hecho tan horrible como violación en una película de calificación “R” en Los EE.UU., o peor, por la televisión, es estar de acuerdo con lo que ve por la pantalla.

Es muy interesante notar que el sistema de calificaciones actual de Hollywood refleja esa mirada “mainstream” del hombre.  La película, This Film is Not Yet Rated (2006), explican el proceso inútil de calificar las películas.  Ellas están calificadas por un grupo secreto, el Motion Picture Association of America (MPAA), quien tiene una tendencia aprobar de la violencia y castigar al placer por los filmes.  Por ejemplo, menciona que una película puede ser calificada como “PG-13” si las matanzas no son sanguinosas.  Al contrario, si una película muestra una escena de masturbación, especialmente si tiene que ver con las mujeres o personas homosexuales, es más probable que recibiría una calificación de “NC-17”.  Además, si una película muestra la cara de una mujer durante un orgasmo, esta película recibiría un “NC-17”.  Todas estas reglas reflejan la actitud de MPAA, y pues la sociedad, negar el placer de la mujer.

Una calificación de “NC-17” va a limitar la audiencia potencial de la película, entonces limitar el mensaje.  Si es más probable que el público va a recibir un mensaje violento que uno expresivo sexualmente, ¿cómo llegaría a ser la población?  Es más probable, incluso  existe evidencia) que la población se ha convertido en una bastante violenta. Según un doctor Theresa Webb, que aparece en una de las entrevistas de la película, debido a unos estudios sobre las películas más exitosas de toda la historia de Hollywood, existe una vinculación definitiva entre la  violencia por la pantalla y la violencia de la realidad.  La película también describe el modelo europeo del cine, que tiene una tendencia a limitar la violencia y estar más libre sobre la sexualidad.  Al contrario, en Los Estados Unidos, es cuatro veces más que las películas recibieron una calificación de “NC-17” para el sexo sobre la violencia.  Este es un comentario absoluto sobre nuestra sociedad.  Director Kevin Smith (Clerks; Chasing Amy; Dogma, etc.), comenta sobre esta mentalidad torcida del MPAA.  Dice que si fuera una de las personas quien tiene poder calificar las películas, iba a considerar la violación sexual, y los varios otros crímenes contra mujeres, como razones principales condenar y censurar una película.  Nuestras formas del arte no deben representar ciertos crímenes contra los derechos humanos, porque es una manera aprobar de ellos.

Cómo mencioné anteriormente, ciertos directores (la mayoría mujeres) escogen a no mostrar escenas de la violación, en favor de otros métodos para comunicar que sucedió este crimen.  Por ejemplo, en la película Perfume de Violeta: Nadie te oye, la directora Maryse Sistach decide mostrar solamente las imágenes de momentos  que siguen la violación actual.  Joanne Hershfield dice en su artículo, “Women’s Cinema and Contemporary Allegories of Violence in Mexico”,

By hiding the actual act of rape from the viewer, Sistach is refusing to participate in the dominant cinematic representation of rape ‘that sees rape as a hypermediated spectacle’…The cinematography and editing deny the male character’s control of the gaze.

Es claro que existen muchos otros métodos comunicar a una audiencia que una violación que ha sucedido, mejor que mostrar concretamente este hecho salvaje, incluso bestial.  Por no mostrar la violación, en este sentido, es negar el control masculino de la mirada.  La palabra ‘dominant’ en esta cita refleja la perspectiva del hombre, que había sido definitivamente dominante desde el comienzo del tiempo. Esta palabra también tiene que ver con el “mainstream” de nuestros medios de comunicación.

Muchas de esas directoras escogen a dedicarse a la memoria de esta violencia, en vez de mostrar la violencia.  La película, La Teta Asustada, de Claudia Llosa, nos relata una historia de una hija de la generación de mujeres violadas e intensamente abusadas durante el terrorismo en Perú entre los años 70 y 80.  Al contrario a mostrar, o incluso hablar explícitamente sobre esas violaciones, Llosa cuenta sus historias y sus memorias dolorosas  por el personaje de Fausta (Magaly Solier).  Las mujeres se convierten a espacios históricos.  El tono de la película es del discurso traumatizado, de la diagnosis de Post-Traumatic Stress Disorder, or P.T.S.D. (Theidon, 8).  Fausta tiene miedo de muchas cosas y situaciones, como caminar por las calles sin un compañero, encontrar un nuevo hombre, caminar enfrente de un hombre, y más.  Todos esos miedos son completamente entendibles para una mujer que ha pasado por (o pasado las memorias de) experiencias tantas traumatizadas.

También, la directora Lourdes Portillo hizo una película sobre el gran problema del feminicidio en Ciudad Juárez, México durante los años noventa.  Miles de mujeres habían sido violadas y atacadas brutalmente en esta ciudad fronteriza durante ese tiempo. Además, el gobierno y la policía de estas zonas echaban la culpa a las mujeres, y de verdad no hacía mucho para buscar los asesinos responsables.  En vez de mostrar tantas fotos de esos cuerpos mutilados, Portillo decidió a contar sus historias por métodos más humanos y respetables.  Ella sabía que esas mujeres no pueden hablar por sí mismas, incluso nadie puede hablar por ellas (Lee, 312). Entonces utilizaba entrevistas con sus familias para dar voz a esas mujeres extraviadas.

…la violación es siempre una cuestión de representación,  y como tal la imagen de la violencia sexual funciona como la materialización de un espacio orgánico donde tienen lugar identificaciones colectivas y fantasías públicas, desde una perspectiva masculina… Es sumamente importante que, precisamente por esto, el film de Portillo se cuide de no incorporar ninguna imagen visual de violencia sexual, ni proyecciones repugnantes de la muerte de las mujeres, a diferencia de la mayoría de los textos audiovisuales que se enfocan en exposiciones exageradas de los sucesos para el consumo enfermizo de lo turbio.  Señorita Extraviada se atiene muy bien a su labor de reivindicar la dignidad humana que se ha despojado de las desaparecidas, evitando caer en lo burdo del sensacionalismo. (Lee, 312-3)

Portillo no hizo espectáculo de la muerte desafortunada de esas mujeres, a favor de honrar la memoria de ellas.  Además, Portillo destaca la injusticia de esos crímenes, y cómo esta multitud de feminicidios muestra que la muerte de una mujer vale menos que la muerte de un hombre.  Sin embargo, es el respeto a la dignidad humana de las mujeres muertas que se hace esta película distinta.

A lo largo de todos los géneros del cine, es evidente que existe una cierta tendencia vincular el placer sexual con el sufrimiento de la mujer.  La mayoría de las películas pertenecen a la perspectiva masculina, que la dominante en nuestra sociedad.  Como dice anteriormente, el horror es el ofensor más frecuente de esta vinculación, con la tendencia de enfocar en las muertes de personajes mujeres.  También, es más probable que la mujer sea castigada por la expresión de su sexualidad en estas tipas de películas.  El cine por lo general en Hollywood enfatiza la representación de violencia, mientras censura la representación de sexualidad.  Esta actitud envía el mensaje al público que es más aceptable expresarse violentamente que hace sexualmente.  Esta representación de violencia incluye la de la violación sexual, y la mayoría de veces que tiene que ver con las mujeres.   Hollywood debe reconfigurar su sistema de calificaciones para que no representar escenas prolongadas de violación, incluso estar más estricto sobre la representación violencia por lo general. Porque definitivamente existen otros métodos hablar de y representar a violación, cómo hicieron Marisa Sistach, Claudio Llosa, y Lourdes Portillo en sus obras respectivas.   Si cambiamos la representación de violencia por la pantalla, ojalá que cambiáramos la percepción de violencia (específicamente la violencia sexual) en realidad.

Bibliografía

Grant, Barry Keith. The Dread of Difference: Gender and The Horror Film. Austin: University of Texas, 1996. Print.

Kay, Karyn, and Gerald Peary. Women and the Cinema: A Critical Anthology. New York: Dutton, 1977. Print.

La Teta Asustada. Dir. Claudia LLosa. Perf. Magaly Solier. Cameo Media, 2009.

Lee, Sohyun1. “El Caso Extraviado De Señorita Extraviada. (English).” Bulletin Of Hispanic Studies (1475-3839) 89.3 (2012): 303-319. Humanities Source. Web. 7 Dec. 2013.

Perfume De Violeta. Dir. Marisa Sistach. Perf. Ximena Ayala, Nancy Gutiérrez. Centro De Capacitación Cinematográfica, 2001.

Pulp Fiction. Dir. Quentin Tarantino. Prod. Lawrence Bender. Perf. Samuel L. Jackson, Uma Thurman, John Travolta. Miramax, 1995.

Scream. Dir. Wes Craven. Perf. Neve Campbell, Courtney Cox, Jaime Kennedy. Buena Vista Pictures Distribution, 1996.

The Accused. Dir. Jonathan Kaplan. Perf. Jodie Foster, Kellie McGillis. Paramount Prodcutions, 1988.

Theidon, Kimberly. “The Milk Of Sorrow: A Theory On The Violence Of Memory.” Canadian Woman Studies 27.1 (2008): 8-16. Humanities Source. Web. 7 Dec. 2013.

This Film is Not Yet Rated. Dir. Kirby Dick. Perf. Kevin Smith, Kimberly Pierce, John Waters.  Independent Film Channel (IFC), 2006.

Thornham, Sue. What If I Had Been the Hero?: Investigating Women’s Cinema. Basingstoke: Palgrave Macmillan, 2012. Print.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s